Tuesday, December 12, 2006

¡SORPRESA!



El respetable “Diario de Mallorca” publicó en la página 8 del número del 26 de noviembre del año de 1999 esta espectacular noticia. El cocinero noruego Omar Viset, al que bien podríamos tomar por turco, se sintió impresionado, según nos cuenta el redactor mallorquín, al ver cocinar a su abuela y se metió y continuó en el oficio influido, que no influenciado, por los modos de cocinar del sur de Europa, tan del sur.

Lo que realmente no podemos conseguir encontrar es ni la sorpresa ni su motivo ni, tampoco, su regocijo. Quizás porque aún seguimos pensando y cocinando demasiado al sur.

2 comments:

xallue said...

Como no sea por el bacalao de Noruega...
La aportación mallorquina al infinito universo del bacalao se encuentra en una versión del "Tombet pagés", esa especie de "mousaka" de hortalizas múltiples horneada en una cazuela de barro que admite una capa de bacalao (bien desalado. Cualquier dia de estos...

Manuel Allue said...

No conozco más tombet que el tuyo y el de Ca'n Noguera, de Ibiza (que en gloria esté), y que me reconfortó más de una mañana de abril. El "tombet pagés" y la "frita de freixura" de Ca'n Noguera (asaduras fritas, más o menos) deberían de tener un monolito en Dalt Vila o al menos enfrente del mercado: un monolito diseñado por Rafa Bartolozzi (¡propónselo!) y pagado, evidentemente, por Sa Nostra.

Cualquier día de éstos QUIERO conocer la versión bacaladora del tombet.