Monday, April 21, 2008

OTOÑAL


Hace un rato uno de mis interlocutores habituales me ha dicho en privado que mi blog se estaba volviendo otoñal. Al principio de la conversación yo estaba convencido de que había en todo esto (en todo aquello) un cierto cansancio (astenia) primaveral. Pero no. Resulta que mi primavera se ha convertido en otoño. Y yo sin darme cuenta.

Hace un poco más de tiempo, a lo mejor veinte años y en mi anterior oficio, tuve varias veces entre las manos sucesivos ejemplares de un grabado espléndido de Manolo Valdés que se refería a una botella de Picasso y llevaba, en collage, una etiqueta de rioja Otoñal, de las bodegas Olarra, que entonces seguía bastante de moda. Soy absolutamente incapaz de recordar el sabor del vino. Mi memoria gustativa es bastante limitada y la visual y la literaria, ya se ve, otoñal. Vendí el grabado, que editaba la galería Maegth de Barcelona, todas esas veces sucesivas. No he sido capaz de encontrarlo en la red. Tampoco ninguna de las botellas de aquel vino. Pero soy capaz de guardar en la memoria por lo menos aquella imagen, bella, suntuosa, y a lo mejor me sirve para conciliar el sueño. Que buena falta me hace.

10 comments:

cap i pota said...

Manolo: no me seas coqueto.Tengola misma edad que tú y le doy por el saco al otoño y me altero con la primavera.
Te recomiendo un Rioja supremo.: Fernández de Piérola. Te va a encantar y darás por el saco al otoño, al invierno y si mucho me apuras al verano, entonces sólo nos quedará Paris y la primavera.

manuel allue said...

¡Bravo!, Despertaferro. Como siempre te voy a hacer caso en todo. Y además, en el vino.

cuatro especias said...

No hagas caso al "otoño", y hazle más caso a la "primavera".
Estos días apenas he tendido tiempo libre para dedicarlo al blog, motivo por el cual, te he tenido en el "invierno", pero una vez que me incorporo a una actividad profesional, más normal y por tanto más relajada, busco tiempo, para leerte como siempre.
Me he perdido los últimos post, que tendré que leer el fin de semana.
He estado dando conferencias sobre algas marinas y no me llegaban las horas del día para tener un huequecito y dedicartelo.
Espero que todo vuelva a la normalidad, de una hermosa primavera y de momento, no quiero pensar en el otoño.
En cuanto al vino, cambialo por un Enate, a mi me rechifla.
Un abrazo.
4E

Nene said...

En cualquier estación, el priorato, quiero decir, el Priorato. De pequeños merendábamos, algún dia, pan de payés con vino -del Priorato- y azúcar. ¿Cómo no me va a gustar, y mucho más con los bodegueros que hoy por hoy tenemos? El "pa amb vi i sucre", inolvidable que, suponsgo, que en tu casa,Manolo, no merendabaís jamás. Tu te lo perdiste! A mí debió inyectarme perenne y rechiflado buen humor. Le doy las gracias a mi única abuela "de poble", que nos lo proporcionaba.

manuel allue said...

Gracias, Cuatro Especias. Ya nos contarás más sobre las algas con las que me suelo atrever poco. ¡Conservador!.

Nené, has acertado. Nunca nos ponían para merendar "pa amb vi i sucre" y bien que lo lamento. Pero hubo una delicadeza merendable que suelo repetir a menudo, la "sobrasada de pobre": rebanada de pan, cuatro gotas de aceite, un poco de sal y bastante pimentón colorao. Y si era picante, mejor. Eso lo comía a escondidas y siempre me devuelve el sabor de lo prohibido. More or less.

PUNTIYO said...

Buen vino el OTOÑAL, buena calidad y no excesivo precio.
Ahora es justo al revés en todos: poca calidad y excesivo precio.
Aquí y en otros tantos sectores los intermediarios -entre otros- se lo llevan crudo, Don Manuel.

delantal said...

Manuel, ¿lo que te hace perder el sueño es la melancolía o te vuelve melancólico cuando no duermes?
Creo que es muy juvenil estar melancólico en primavera, y yo sé mucho de dolencias juveniles, jajjajaaj por edad y por profesión.
Harás bien en brindar con Rioja.

manuel allue said...

El Otoñal, Puntiyo, tuvo su público y me da la sensación de que gustaba por su aspecto y seguramente por su honradez.

Delantal, el sueño no es que lo pierda sino que me cuesta trabajo conciliarlo. Ponerme de acuerdo con él, vamos. De todas formas, y como dice Despertaferro, hay algo de coquetería en todo esto.

edu comelles said...

lo mejor del Reina Sofía, después del olor a frito y las Chillidadas es quizás esa libreria de Manolo Valdés, me la pido para reyes?

manuel allue said...

Acuérdate, Edu, de las antiguas librerías de Barceló (¿?) y no hace falta comparar nada. Pídetela para Reyes.