Friday, June 13, 2008

SOBRASADA DE POBRE


La semana pasada no estaba yo para demasiadas zarandajas: no dejaba de llover, se me acumulaba el trabajo, mis vecinos estaban dispuestos a comprar litros de gasoil, de leche y de natillas danone con el mismo entusiasmo con el que iban a ver la Eurocopa (y así lo han hecho) y al final del final, más de lo mismo.

El sábado pasado el periodista Gregorio Morán se largó en La Vanguardia, bravo diario en el que seguimos confiando día sí y día no, un enfervorizado artículo que tituló algo dieciochescamente como La querella de los cocineros y en el que literalmente se hacía el colon un lío, por no señalar más abajo, y decía, ni más ni menos, que el libro (¡qué digo libro, la biblia!) La cocina cristiana de Occidente tenía un hermoso título pero que era “un libro desganado”. Lo que faltaba. Que se lo había pasado muy bien con Anthony Bourdain pero que Cunqueiro, Luján, Xavier Domingo, el doctor Thebusem y hasta la pobre marquesa de Parabere eran unos plastas y unos indolentes. Múltiple ración de modernidad sin sofrito y en tempura.

Luego que si sí y que si no, que si el chuletón de Ávila y la espuma de txangurro. Una plana del excelso periódico que el señor conde de Godó pagó tan a gusto. Y yo con estos pelos (pocos) y con estos gustos.

O sea que no recapacité ni consideré nada. Ni me puse a repasar porque casi siempre se convierte en un ejercicio masoquista y lo único que pone en evidencia es la edad. Y ni falta.

Han pasado muchas cosas en estos más de dos años cocinando o haciéndolo ver en esta casa. Dos años y tres días, como una condena rara pero seguramente sabrosa. Pero vamos a seguir con cocina o sin cocina, y sin cobrar un duro, que para eso estamos y para eso, sobre todo, están Ustedes ahí.

Para cenar, pues, sobrasada de pobre. Dos rebanadas del mejor pan de mi barrio, recién cortadas, regadas con aceite de la cooperativa de La Selva del Camp, un pueblo escondido que produce un aceite espléndido, Antara, y que además me lo regalan. Este año está estupendo. Poquita sal. Sal normal, gruesa, marina y olé. Y pimentón de La Vera, que no es el de la ilustración pero es el mismo, que lo vende a granel un extremeño muy rumboso y que también me lo regalan (gracias, Isabel, gracias, Carmen). De pobre venido a más. Una hermosa tortilla de cebolla y berenjenas y una copita de vino, o dos, de la Terra Alta, también a granel, que levanta a un muerto y con el que me van a permitir que brinde por todos Ustedes y por la memoria, sana e iba a escribir sagrada, de don Álvaro y don Néstor y de la señora marquesa. Que en Gloria estén.

15 comments:

PUNTIYO said...

Manuel, gracias por tus dos años que comnemoras con letra pequeña.
Alguna receta de cocina zamorana si que me debes, pero se me ha olvidado.
Muchas gracias, compañero.

manuel allue said...

Gracias a tí, Puntiyo. Faltan recetas y faltan bastantes cosas más. Pero si San Lorenzo y San Job me ayudan, llegarán.

cap i pota said...

Manolo: A gregorio Morán que le vayan dando...
Ante Nestor y los damás, que se quite la morralla.
Digo y repito y no me cansaré de hacerlo que lo que hacen algunos cocineros mediáticos no es cocina, es espectáculo y la personas de carne y hueso no se alientan de espectáculo, a no ser que sean unos snobs del copón que les guste mariconear con las cosas serias.
Buen provecho por la tortilla de hortalizas y el pan con pimentón y aceite. Una maravilla.
Siempre tuyo.

Itaca said...

Manolo: Felicidades por estos dos años y gracias por ese brindis, que corresponderemos, a la hora de la cena, con lo propio: un buen albariño, en tu honor y en el de don Álvaro.
Y a modo de posdata, para no enturbiar la alegría: A veces, me resulta alarmante que existan personajes tan toscos dentro del periodismo. Incapaces de comprender, de disfrutar, de dejarse llevar por la imaginación y el saber de A. Cunqueiro (un hombre que entendió maravillosamente el valor central que la fantasía tiene en la cocina) o por la erudición y la exquisitez de Néstor Luján o…
En fin, ¡y después van de doctos!

manuel allue said...

Gracias, Cap i pota, gracias, Ítaca.

No se me da muy bien lo de celebrar en público y en privado pues ya veis, enfadado aunque no tanto. Me empeño en leer periodismo "en papel" y luego pasa lo que pasa. No se dan cuenta de que muy pocos saben hacer ya columnismo y no hablemos de las presuntas críticas de arte o de gastronomía. Hay dos nombres legibles. No hay más. Los demás no saben escribir y lo peor es que no tienen nada que decir.

berrendita said...

Pues felicidades siempre, querido. Me quedo con la tortilla de cebolla y berenjena y ese toque de aceite y pimentón sobre el pan. De siempre la sobrasada me produce horror. Incluso el nombre me suena espantoso (sobrasada es pastoso en la boca, no suena como pescaíto, por ejemplo), aunque a lo mejor es por asociación de ideas. O simplemente es una bobada mía.
En cualquier caso..... Mil besos, mil.

Lena said...

Felicidades, Manuel...

Hace dos ya?

Yo es que no sé si agregar más a lo queya dijiste....creo que muchos escriben y pocos leen...

Cunqueiro es un grande.
Bourdain está bien pero hablamos de cosas diferentes, no comparables.
Y flaco favor le hizo el traductor. La versión en español de Ultimos tragos es nefasta...
Un abrazo

starbase said...

Felicitats sentides, menudo regalazo de dos años que nos has dado.

delantal said...

Yo también levanto mi copa en honor a este blog en donde tenemos el privilegio de leer tus comentarios acerca de tan ilustres próceres de la cocina, que nos han acomodado el gusto, lo han descrito, lo han alabado y se ha trasmitido a través de la cocina de abuelas, madres y tías.
Hay gente que se labra su fama criticando fácilmente, está tan de moda como las esferificaciones y las espumas.
Prefiero a Doña Begoña.

Sebastián Damunt said...

Amigo Manuel:
Después de leer tu extraordinaria entrada, solo se me ocurre decir:
¡Bravo! ¡Bravo!
Un saludo,
Sebastián Damunt

aparis said...

Yo brindo por ti, deseándote salud y suerte, con la alegría de haberte reencontrado y por la magia de cada nueva entrega. Per molts anys.

Nene said...

Estoy con aparis, brindando por tí y por tu magia. Gracias por el obsequio de tu tiempo para placer del nuestro.

manuel allue said...

Muchísimas gracias a todos, Berrendita, Lena, Starbase, Delantal, Sebastián Damunt, Aparis y Nené. Y a todos los demás. Teneis gran parte de la culpa de que esto siga funcionando.

Así pues, a mandar.

edu comelles said...

felicitats tiet! que Dani Martín te bendiga.

manuel allue said...

Y Usted que lo vea.