Thursday, August 14, 2008

CALAMARES



Mi pueblo huele a fritanga, a pólvora y a albahaca, pero no por ese orden. La albahaca se la ponen al Santo Patrón, San Magín, del que ya hemos hablado otras veces, un santo simpático y aguador, de esos que parecen que sonríen y a los que se les pide agua y va y la concede, aunque sea poca.

Mis vecinos, algunos, los más pacatos, se han olvidado de las rogativas y se fían más de los comentarios meteorológicos de TV3 que de unos buenos rezos para mojar, por lo menos, las conciencias. Así les va.

Nosotros, tan pacientes y tan conmiserativos, vamos a ir a la primera misa del día 19, a las cinco de la mañana, con los pescadores y los castizos y los que alargan la fiesta hasta el desayuno temprano y algo resacoso. Pisando la albahaca, muriéndonos de calor y oliendo a gloria bendita.

Pero antes (y después) va a estallar la pólvora con todas las asunciones y los tránsitos del día de la Virgen, mañana mismo, la frontera entre el yo sudoroso y el superyo acostumbrado (lavado y relavado). Y al día siguiente San Roque, fiesta grande en Altea, en Laredo y en Trasobares, y en un barrio cerca de mi casa donde se come sandía y calamares, y a veces por ese orden. Otros años me ponía nervioso y me echaba a correr. Pero éste, a lo mejor es cosa de la edad pero estoy deseando que estalle el verano y que se me peguen al cuerpo las pepitas de sandía y el olor a pólvora y albahaca para celebrar que vivos seguimos unos cuantos y que nos gusta oler a calamares. Como el Reina Sofía.

9 comments:

cap i pota said...

¡Viva la imperial Tarraco!, con sus fiestas,la albahaca, sus sandías, sus melones y los calamares (¿a la romana?) y los restaurantes que cierran los lunes dejando en la inanición a los furtivos visitantes...caguen la....!!

berrendita said...

Feliz día del patrón, feliz albahaca, felices calamares.

Besos de pólvora, cariño.

cap i pota said...

Me gustaría saber como son esos besos de pólvora. ¿explosivos?

Louis Finch said...

Cuidadin con la pólvora, que es un invento de los chinos de cuando adoraban a Buda y no a los dioses olímpicos como ahora.
Aunque la pólvora represente regocijo a estas orillas de Mediterráneo, hasta hace nada era un instrumento de muerte, mejorado en su día por el señor Alfred Nobel, que sigue alimentando cartuchos de fusil. Por ejemplo, la fiesta que celebra Manolo corresponde al 195ª aniversario de cuando el general Suquet (nada que ver con el "suquet" de peix) le dio fuego a las cargas de pólvora que volaron una buena parte de las estructuras edificadas de esta ciudad. Todas menos una, destinada al la Catedral y que la milagrosa meada del santo patrón apagó. ¡Toma ya milagro! Desde entonces todos los 19 de agosto llueve un poquito: la "pixadeta" (meadita) de Sant Magí.

PUNTIYO said...

Lo de las misas a las 5 de la mañana es joder po joder, que dicen pos Castilla.
¿No tiene el día 23 horas mas?

Conchero said...

Ole la Virgen del Tránsito Y San Roque, aunque con retraso, pero me hacía ilusión volver a dejarte algún mensaje en tu blog.

Un fuerte abrazo.

edu comelles said...

siii!!!! Borja-Villel debería buscarse unos aceites menos apestosos o invertir en extractores en claro homenaje al Pompidou?? los Seurats huelen a crêpe??

ya ves, mi querído Tio, sigo con mi neura de juntar comida con las Beaux Arts

PD: la bebida de la Fiesta Mayor de Tarragona (no voy ha reproducir el nombre de dicha bebida por lo soez de la misma) huele fatal, en la calle, por la mañana y en los alientos de los de la Jove y la Vella

starbase said...

Al menos las fiestas de tu pueblo parecen más auténticas (quizá sea la distáncia, quien sabe) que las del mio.

Este año estrenamos cata de vinos dominical en la fiesta. Nos pasaremos a ver como es eso, con científico interés.

Una abraçada.

manuel allue said...

Pues muchas gracias a todos, con retraso, supongo que descansado y de vuelta a este tajo tan leve y también tan divertido.

Cap i pota, los hosteleros suelen cerrar sus malas conciencias los lunes. Los unos sí, los otros no. Los calamares, a la andaluza.

Berrendita, los míos de aguardiente, de chocolate con churros y de sopas de ajo. De pié.

Louis, el Patrón se las trae, desde luego, pero tendría que seguir apagando cosas (esas, aquellas malas conciencias, por ejemplo).

Puntiyo, la misa de madrugada tiene premio: al salir te regalan un trozo de coca de azúcar y una pastilla de chocolate, que se te pega al paladar casi tanto como el sueño.

Conchero, olé tus Vírgenes y las mías, los Santos Patrones, el calor, las moscas y la fe del carbonero (o la del aguador o la del campanero).

Edu, el aceite de soja y la abstracción española ya sabes que tienen mucho que ver. Supongo que recuerdas auqella serie de Motherwell que tituló "Borrachera de trementina", por los años 60, creo. Pues MIllares, Saura y sobre todo Clavé se untaron bien de fritos variados o eso parece en alguno de sus cuadros. Chorreando.

Starbase, las fiestas son auténticas mientras la gente se las cree. Aunque sean mentira. Las de mi pueblo, qué quieres que te diga.