Thursday, February 05, 2009

LAS BERENJENAS DE CARVALHO



Como veo que Delantal me ignora y no contesta a mi texto dedicado voy y le copio la cita que tenía preparada como respuesta. Decía Lezama, en esa o en otra entrevista, no lo sé, que hay una frase de Heráclito que abarca la totalidad de la conducta del hombre: “(Es) difícil luchar contra el deseo; lo que quiere, lo compra con el alma”.

Con ese alma que desea ya no trascender, que eso es cosa de treintañeros, sino apenas contar lo que (me) sucede, me he vuelto hasta la estantería “Vázquez Montalbán” para pedir auxilio. Y lo he encontrado en las berenejanas y en su frase que es, como la de Heráclito, sísmica por lo conceptual. El concepto puede ser el alma. El objeto del concepto seguramente es la berenjena.

Pues sí. Lamento que todo esto vaya languideciendo. Que los Glotonios, siempre tan encantadores, tan agudos y tan específicos, dejen de escribir. También lamento que Toñi Vicente cierre su chiringuito (o eso he leído), que los cocineros empiecen a hacer rebajas, que los blogueros se queden a medias, que la única crónica de gastronomía que me gusta, “5 a taula” de La Vanguardia, languidezca por momentos, que la cultura continúe tan inocua, cuando ya hace unos meses que ha sonado la hora de revolucionar, que del aburrimiento (después de un enérgico entusiasmo) hayamos pasado a una especie de acomodación (¿se dice así?) a los medios. Ya ni la cronología nos sirve, Glotonios, queridos amigos, ni el enfado ni la trempera tras la discusión.

En fin, que don Manuel-Carvalho va y le dice a Biscuter, que de eso iba el post, que “la berenjena (…) es el Mediterráneo. Es el único producto que realmente unifica el Mediterráneo y que da sentido a ese invento de la mediterraneidad. Me imagino la bandera: berenjena rampante sobre un cielo alunado”.

Así que mañana caviar de d’aubergines de aperitivo, escalivada (con uve) de primero, musaka de segundo (o de lo que sea) y de postre ayuno. Ese clarete de Cigales que tanto le gusta a mi hermano (y a don Manuel) para brindar con los entremeses y luego lo que haga falta. No vendrán los Glotonios a recomendarme nada, seguramente. Pero les envío desde aquí un beso d’albergínia para quedarme a gusto.

Además (sobre ese cielo alunado).

19 comments:

delantal said...

Joder Manuel, esta cita ya no es una cena, es un almuerzo, "(...)lo que desea lo compra con el alma".

Me retraso, pero vengo. Y mis retrasos tienen que ver con este invierno infinito que se ha instalado también en esta Sevilla, como en el jardín del gigante egoísta, en mi trabajo, con mis trabajos y desesperaciones, con mis trabajos y mis esperanzas.

Tres Lezamas me redimen, Manuel, de todo lo vivido en estos días de ausencia de tu cocina, de tus palabras, de la proximidad y cobijo de tus libros. A cambio te dejo una sola cita, porque en mi ceguera, en la conciencia mortal de la finitud de todo lo que con pasión me propongo y se destruye, hallo algo que me da aire, en las siempre profundas palabras que escribe:

"La luz es el primer animal visible de lo invisible."

Y Tres veces Gracias.

delantal said...
This comment has been removed by the author.
delantal said...

el almuerzo en el sur es la comida fuerte del día, la de las dos y media de la tarde.

manuel allue said...

También gracias para tí. Y para todos estos iconos vivos (los otros son "estampas") que seguís ahí, casi anónimos, detrás de la pantalla. Eh! ¿Seguís ahí?.

PUNTIYO said...

No puedo estar de acuerdo Manuel con que "los cocineros empiecen a hacer rebajas, que los blogueros se queden a medias".
Es una visión demasiado personal, al menos yo lo veo con otros ojos, cada día nacen nuevos blogs.
EL curioseas menos por otros blogs te hace tener esa impresión.
Salud.

Mar Calpena said...

A mí también me entristeció el fin de Glotonia... Cambiando de tercio, ¿nos vemos en Girona?

manuel allue said...

Puntiyo: desde luego que es una opinión personal, pero me entristece que mis amigos (mis conocidos, vamos) se cansen de escribir, o vete a saber qué, y que en muchas cocinas públicas empiecen a sonar los tambores de guerra. Y no es sólo una impresión.

Mar: nos vemos en Girona.

david said...

salud y gracias. yo ya enterré mi puerco pellejo, pero seguiré escribiendo pues aparte de cocinar es lo único que resuelvo a medias. del resto, mejor ni hablar. pronto atacaré con otro nuevo blog. david de jorge.

manuel allue said...

Espero tu ataque y no precisamente a la defensiva. ¡A por ellos, David!

Louis Finch said...

...si dieran rodajas de berenjena enhuevadas y fritas en aceite muy caliente para comulgar quizá, sólo quizá, volveria a ir a misa...

manuel allue said...

Mejor un pincho de tortilla bien cuajadita de cebolla y berenjena sobre una rebanada mínima de pan. Y la copa de Cigales, claro.

starbase said...

Anem a veure. No tengo internet en casa desde hace unas semanas y hasta que Vodafone tenga a bien activarlo voy deprisa y sin mucho adorno. Aviso.

Que te pongas otoñal a estas alturas de invierno puedo comprenderlo, el frio lo come todo el cabrón.

Pero más te vale espabilar para la primavera. Majo.

manuel allue said...

Mensaje recibido, Starbase, y bien recibido.

Prometo abandonar el tono de requiem y entonar, cuando el tiempo lo permita y si la autoridad no lo impide, un Gloria en toda la regla con cornetas, címbalos y percusiones varias.

DESPERTAFERRO said...

Manolo, eres un blandurrio. ¿ El frío te va a acojonar a tí? ¡Anda ya!!
Serán otras las cosas que te tienen "retrotraído", enberenjanado y un pelín demasiado con la vista fijada en tu ombligo.
Su la vita !!! collons!!!!

manuel allue said...

También me apunto el mensaje.

A lo mejor me deshago de una vez de los fetiches, le prendo fuego a mi capilla y me voy a hacer trabajo de campo al delta del Ebro: a ver si aprendo de una vez a cocinar la anguila en salsa verde y ese arroz con pato "una mica sucós" (un poco caldoso) y lo cuento.

¿No tendría que ser esto un recetario y no un maldito dietario?

Ana said...

Gracias por tu visita. Espero no quedarme a medias, creo que todavía tengo cuerda para rato

manuel allue said...

Gracias a tí, Ana.

Nos vemos en cualquiera de los sitios.

Camille said...

Faltaba yo para las collejas...
Manuel, ponte las pilas! que no se diga que el frío puede contigo..

Fíjate que lo de la tortilla de berenjenas me llama más que la de espinacas...dónde va a parar!

Besos

manuel allue said...

La de berenjenas es "la tortilla" aunque yo hago un poco de trampa. Y lo contaré.