Monday, July 17, 2006



SANDWICH DE HAVILLAND DH-89 (BOCADILLO DRAGON RAPIDE)

Un joven mecánico español de la provincia de Cáceres, que trabajaba en el aeródromo de las Palmas de Gran Canaria desde diciembre de 1935, meses más tarde, hacia mediados de julio del año de 1936, recibía de un pariente lejano gallego, por vía aérea, unas espléndidas latas de sardinillas en aceite de Conservas Cervera, de Cangas de Morrazo. El mecánico, llamado Dositeo y de mal nombre "El Cojones", vaya usted a saber por qué, abría un chusco del día, lo rellenaba con media lata de las sardinillas, impregnaba bien el pan con su aceite y se lo comía, sobre todo al caer la tarde, sentado sobre un bidón a las puertas del hangar.

Dositeo pasó la guerra en Canarias y luego lo mandaron a Mallorca, donde conoció a Evelynne, la que sería su esposa, que era mayor que él, había estudiado ballet clásico en Manchester, no había hecho demasiada fortuna y recaló en Palma donde acabó haciendo traducciones para el gobernador militar y dicen que, afiliada al Partido Comunista británico, colaboraba, en su tiempo libre y con todas las precauciones del mundo, aunque con bastante soltura, con el Socorro Rojo.

Se casaron en Londres en 1939 y montaron un taller mecánico para la aviación cerca del aeródromo de Croydon, donde parece ser que se labraron una cierta fortuna fabricando una pieza entonces complicada. Volvieron al Mediterráneo años después y se compraron una casita cerca del mar de Tarragona. Pasaron los años, la conservera Cervera cerró y Evelynne, que nunca fue muy aficionada a las sardinas, se fue haciendo, ya vuida, paulatinamente vegetariana.

3 comments:

edu comelles said...

hoy te tengo linkeado :
http://www.fotolog.com/edu_comelles/

Manuel Allue said...

Gràcies pel link i per les dues recomanacions: la meva i la de The Clash. Potser, d'ací uns dies, quelcom de la Durruti Column?

blogaccount54 said...

Very pretty site! Keep working. thnx!
»