Thursday, August 03, 2006



CANAPE TROY DONAHUE

Evidentemente teníamos, hacia 1963, una foto de Troy Donahue y otra de Marisol sujetas al marco de un espejo isabelino ovalado, de hermosa caoba y biselado con unos triangulitos, colgado justo frente a nuestra cama. Y, algo más tarde, una estampa de Sant Jordi, patrón de Catalunya, editada con licencia eclesiástica. Nuestros gustos civiles iban, ya se ve, por "Surfside Six", "Un rayo de luz" y "Ha llegado un ángel", y los religiosos digamos que por la vía habitual. La imagen del santo se trataba de una preciosa xilografía de plenos años sesenta, impresa por el editor Sugrañes, de Tarragona, que enseñaba a un Sant Jordi místico y larguirucho y a su dragón panzudo y babeante, coloreado a mano, a tres tintas.

El canapé Troy Donahue es, claro está, de la especie "canapé" (pan inglés -pan de molde- sin corteza) y de la subespecie "marbré" (jaspeado). Se corta la rebanada en dos triángulos, se unta con mantequilla verde (con espinacas cocidas y perejil, todo muy machacado y muy bien mezclado) y se alterna un picadillo fino de pechuga de pollo (Troy) con otro de lengua escarlata (Donahue). Va coronado con media guinda confitada.

CANAPE MARISOL

De las mismas especie y subespecie, donde dice "Troy" se pone una lámina fina de queso manchego semiseco y donde "Donahue" unas finas rodajas de tomate cortado muy fino y espolvoreado con un poquito de orégano, sustituyendo la mantequilla verde por una mantequilla de mostaza, suave. Bastante más racial (creo que por entonces fue cuando nos enteramos, con gran disgusto, de que Marisol se llamaba Josefa Flores) y levemente teñido de rojo y gualda.

CANAPE SANT JORDI, PATRON DE CATALUNYA

Seguimos en las mismas especies, untamos el triángulo de pan inglés con mantequilla rosa (mantequilla y pimiento rojo asado) y disponemos cuatro minúsculas barras, cuatro, de pimiento rojo asado ("escalivat", en catalán), alternándolas con cinco de berenjenas y salpicándolas con unas gotitas de aceite de oliva. El Patrón no se enfadaría, suponemos, si sustituyéramos la berenjena por un picadillo de pechuga de pollo fría. Y lo adornáramos con una hojita, una, de perejil.

5 comments:

edu comelles said...

enorme

edu comelles said...

has pensado en hacer el canapé de higados encebollados tom ripley? ayer vi A Pleno Sol, también se podria hacer pamtumaka Alain Delon?

Manuel Allue said...

En alguna de mis múltiples pasiones (temporales) por Patricia Highsmith he ido anotando los "menús" de sus novelas: gambas rebozadas en "Carol", "poisson complet" (pescado fito con huevo frito) en "The tremor of Forgery", bocadillo de "p'tit salé" ¡con tomate! en "El amigo americano" y otras porquerías por el estilo. Pero me quedo con una dicusión , fatal, sobre el martini en "Extraños en un tren" (¿con una guinda o una aceituna?), los ríos de bourbon y, sobre todo, las resacas, también fatales pero enormemente literarias. Patricia era tremenda.

Manuel Allue said...

AÑADO (Y CORRIJO): el pescado (el poisson) es, claro está, frito y no "fito". Y la discusión en "Extraños", lo recuerdo ahora, era sobre la superioridad del "martini", bien seco y con una aceituna, al "gibson", con menos ginebra, más martini y una guinda. Y a lo mejor verde.

xallue said...

Mi comment va por el Martini superior: el único cocktail Martini decente es el que se sirve en una copa ancha con el borde suavemente untado con una rodaja de limón y lleno hasta el borde de ginebra Beefeater. Sin aceituna, que resta espacio a la ginebra. Y en cuanto al vermout basta con mirarse una foto del Conte Rossi... ni revuelto ni agitado.