Thursday, January 18, 2007

GARBANCITA



En su estupendo blog I+D en mi cocina su autora, Garbancita, tiene la delicadeza de dedicarnos hoy una fantástica ristra de anuncios televisivos de los años 60, más nutricios que gastronómicos, demasiado nutricios. Los años estaban para eso. Para engordar con “potitos” Blédine, con esa maizena que nos vuelve locos, con la estupenda, e inesperada, margarina Marianne o la mayonesa cuyo secreto, imagínate, “estaba en la Y”.

Pepa Flores, la Marisol de nuestros ensueños, seguía, a pesar de todo, bastante escuchimizada. Pero nos gustaba así.

Muchas gracias, Garbancita.

2 comments:

nene said...

Gracias, también, a Garbancita por su selección. Como en casa éramos pobres y no teníamos tele, la mayoría de anuncios no los conocía. Jamás pensé que el Bledine fuera tan antiguo! Bien dicen los sabios del tema que las TIC, la red y la globalización proporcionan conocimientos. Ahora mismo estoy con una empanada de maizena y miel adobada de bledine en la cabeza que no me deja pensar en un buen potaje de buenos garbanzos. (Leed lo que dijo Santi Santamaria un dia de esos, anteayer, creo sobre cocinar y comer).

Manuel Allue said...

Supongo que Santi Santamaría diría algo correcto, si no correctísimo. Fijate, Nené, que casi todas estas noches pienso que estoy perdiendo los papeles. Que lo correcto (política y geográficamente) sería hablar de lo que como, contar mis fobias y mis filias e incluso confesar mi adicción a la guía Michelin. Pero no. Me empeño en hablar de lo que he comido, de los que han comido y lo que han dejado de comer, de lo inusual, de lo prohibido y, si no al tiempo, de lo pecaminoso. Me estoy haciendo viejo y no me parece nada divertido.

Pero me empeño en compartirlo.