Wednesday, August 08, 2007

REPETIMOS



La cita de Amiel (Henri Frédéric Amiel, 1821-1881) extraída de sus espléndidos diarios. Escribe el 4 de julio de 1877: “El diario íntimo (…) no es más que una pereza ocupada y un fantasma de actividad intelectual”.

Las vacaciones intelectuales son demasiado largas, en España, y la pereza ocupada es ese otro fantasma que nos hace trascender entre la sardina y el boquerón, al borde del mar de gazpacho, embravecido, o de la ensalada de vieiras, algo más calmada. Ese borde, del que alguna noche como ésta nos sentimos tan orgullosos, debería de estar prohibido. Intelectualmente.

Pero no.

10 comments:

DESPERTAFERRO said...

Apreciado Manuel Julio: Es cierto lo que dices sobre las vacaciones intelectuales, sin embargo, para ver u oír según que cosas de algunos pseudointelectuales, es mejor, creo yo, que permanezcan de vacaciones todo el año.
Tengo la percepción, de que se ha instalado una gran pereza intelectual en esta nuestra sociedad. Ahondar, escrutar buscar, procurar entender los fenómenos de la realidad que nos envuelve, es algo de lo que muchas personas han dimitido.
Hago estas afirmaciones sin ningún tipo de pretensión, contemplando un panorama bastante grís, mediocre y acomodatício a una realidad que predispone a pobrezas espirituales de hondo calado.

manuel allue said...

Pues de pobrezas espirituales estamos hablando. O se que completamente de acuerdo. Pero teniendo en cuenta que el espíritu es algo que se puede tener pero que también se puede perder si no se ejercita. Polvo somos pero hay que cultivarlo.

Todo lo contrario son esas peroratas de los políticos bocazas que a tí también te ponen tan nervioso. Por ejemplo.

DESPERTAFERRO said...

Apreciado Manuel Julio: De las pocas cosas interesantes que he leído estos días, la única que se salva es el artículo de Gregorio Peces-Barba, dándoles leña a la caspa mitrada y a sus correligionarios, casposos también pero sin mitra. Contrasta la contundencia y claridad de sus palabras con la tibieza y un cierto grado de claudicación de los políticos del Psoe ante los ataques a la laicidad por parte de la Conferencia Episcopal.
La sociedad civíl, mientras: de vacaciones

xallue said...

El ocio como opuesto al neg-ocio y la extraordinaria virtud de la pereza merecen revindicación laboral. A mi creo que me deberían pagar por no hacer nada porque es lo que mejor sé hacer. Hacer algo bien gratis parece tonto. Vacar, de vacacione puede ser que venga de "vaca" y no acaba de ser lo mismo que vagar, de hacer el vago (¿o es vagabundear?). Como la pereza tampoco viene de Pérez, ni siquiera de perecer, convendría sacarla de los pecados capitales y no contraponerla a La Diligencia, que es la traducción de una peli del oeste (The stagecoach)excelente ...Para que veáis que me sobra tiempo para cogitaciones estúpidas.

galiñanes said...

Hola Manuel:
Soy Joge Galiñanes, estudiante de diseño de moda en aquellos años compostelanos. ¿Do you remember me?

manuel allue said...

Me lo pones difícil, Despertaferro, o muy fácil, según se mire. No he leído el artículo de Peces-Barba pero lo voy a buscar. La sociedad civil, como tú dices, da la sensación de que "siempre" está de vacaciones. La religiosa, con sus eternas vacaciones pagadas, se dedican a todo lo contrario.

Antes (incluso antes de la Guerra Civil) daba miedo la Nunciatura. Ahora dan miedo la Conferencia Episcopal (la "Circunferencia episcopal" la llama un amigo), los obispados, no todos, las parroquias y hasta según qué clérigos. Como son menos se ven menos y se notan más. Eso es lo que me da miedo, el continuo enfrentamiento con los que ellos siguen considerando "los otros", el pavor no a las nuevas costumbres, que no hay tantas, sino a que se desenpolven las viejas. En fin, que habría mucho que hablar (ya hablaremos).

Xallue, ya se ve que tenías tiempo. La pereza a lo mejor es un bien. Seguramente. Es la desidia, sobre todo intelectual, la que al final causa problemas. Y sé mucho de eso.

manuel allue said...

Jorgito, ¿cómo no me voy a acordar de tí?. Te lo escribo aparte porque no tiene nada que ver con lo anterior. Escríbeme (mi mail está en el blog) y cuéntame cosas aunque sea para recordar.

Un beso.

PUNTIYO said...

Manuel, ni holganza ni desidia.
Espero paciente algunas de tus maravillosas recetas de antaño. Esas que me engancharon, tiempo ha, en tu blog.

manuel allue said...

Para mañana, día de la Virgen (de la Paloma, del Tránsito, de la Asunción), habrá que escribir algo. Porque vale mucho la pena saber que os tengo ahí, al otro lado.

PUNTIYO said...

Pues claro que nos tienes