Tuesday, March 04, 2008

FRONT PAGE



Más que nada para quitar a la niña de la portada. Por si acaso.

Mañana volveremos a hablar de Josep Pla.

5 comments:

starbase said...

Esta foto sepia que tenías de la niña parece de arcoiris cuando se compara a la foto que se me ha ido apareciendo esta noche aún no se porqué razón.

¿Esta nueva que has puesto son peras?¿Son ciruelas?
¿Son manzanas?
¿Son peras con manzanas?
...

Por si acaso me voy a preparar mi fideuá de zamburiñas. No vaya a ser que me amarguen otra vez la noche.
Ah, no. Que hoy toca House.

DESPERTAFERRO said...

Manolo: La niña de tu foto, se parece a la de Rajoy. Esa niña de sus desvelos. La pobre niña de tu foto ha aparecido en mala hora. Inocente la pobre no podía suponer que un desalmado como yo le sacaría punta relacionándola con Rajoy o con el exorcista.
Esa niña de Rajoy que estudiaría en un colegio de monjas, de donde saldría tarada perdida, dispuesta a tirarse a todo o bien una reprimida. Libreme el cielo de entrar en el túnel del tiempo. Amén

manuel allue said...

Supongo, queridos amigos, que me ha traicionado el subconsciente o que mi subconsciente (¿inconsciente?) es más colectivo que personal. Las cosas, cuando menos te lo esperas, te dan sorpresas que no sabes si lamentar o agradecer. Como les de por hablar demasiado de Josep Pla o de Carmen Amaya no sé qué fotos voy a poner.

cap i pota said...

Manolo: Si hablas de J. Pla, puedes poner una foto del un campo sembrado, con sus hileras de alcachofas, berenjenas o tomates. Este es un paisaje del que los que a Pla le agradaban por el simple motivo de ser un paiseje rediticio.
Si hablas de Carmen Amaya puedes poner la foto del Restaurante Amaya de Barcelona o una foto de Begur.

manuel allue said...

Pues sí, Cap i pota, un huerto o también una mesa camilla. Ya hemos comentado muchas veces que el senyor Pla era bastante mentiroso, lo que no quita nada ni del huerto ni de su mesa camilla. Más que mentiroso fabulador impenitente que se inventó su "beatus ille" ampurdanés con sofritos y viento enloquecedor y whiskie paea combatir el viento y supongo que la soledad. Hoy aquí sopla un viento tremendo, un mestral que no hay manera de combatir. Yo no gasto mesa camilla pero me estoy tomando un whiskie con su poquito de perrier a ver si pasa todo esto. Esperando, impaciente, "el temps de les cireres" (el tiempo de las cerezas) y el sol más alto.

Buenas noches, amigo mío.