Wednesday, July 25, 2007

AGUA CLARA



En Barcelona se han quedados cientos de ciudadanos, esos que como nosotros vivimos, extrañamente, en las ciudades, sin luz, sin agua otros tantos y, lo que es peor, sin cubitos de hielo. Podemos leer a la luz de las candelas, y podemos hacer otras cosas en esa penumbra, podemos vivir sin este ordenador, ducharnos con agua fría, cocinar con gas, asarnos sin aire acondicionado o sin ventilador pero no podemos, nos negamos, a tomar el whiskie sin hielo o el gazpacho caliente.

En otras latitudes, nuestro fiel Tomás Fernández Cocinero, tan fiel, nos proporciona una lista estupenda de aguas y cubitos pijos, esos y esas que no le gustan nada a Mar Calpena (es un decir, Mar, un nombrar, vamos) y que pueden encandilar a cualquiera de mis vecinos pijos y resabiados. Hay otros, de todas formas, que todavía beben en botijo. Incluso a media luz. Pocos.

11 comments:

DESPERTAFERRO said...

te recomiendo que leas el blog de Cap i pota. Tiene una entrada sobre lo que ha sucedido en Barcelona con el tema eléctrico.
Lo de los "hielos Pijos" me parece una collonada más de las que se dan a diario. recomiendo que se hagan los cubitos de agua de garrafa. son de p.m.

manuel allue said...

Hace un tiempo hacía mis cubitos con Solan de Cabras. Una estupidez. Mi médico de cabecera (sic) me dijo que producía estreñimiento y era poco aconsejable para gente propensa a la melancolía. Le hice caso y ahora mis cubitos son de cualquier agua potacle y con poco cloro.

starbase said...

Hasta hace dos años ni siquiera pasaba por mi cabeza comprar agua embotellada, así que los cubitos ni te cuento.

Además, siendo abstemio, los cubitos para el zumo no tienen el glamour de cubitos para whisky.

¿El glamour? Que glamoureen ellos.

aparis said...

Durante un tiempo tuve relación con la empresa LEKUE que hizo gran parte de su negocio vendiendo cubiteras con formas de gatito o de corazón, básicamente en Alemania y otros países centroeuropeos. Sigo sin entender el concepto de confort de estos europeos.

Por las mismas fechas, en casa, usabámos botijo i era ventajoso a la hora de lavar los vasos (o no lavarlos, claro), pero el agua, en verano, no era suficientemente fresca para mi gusto y la falta de uso acabó por perjudicar el “canti de Verdú”.

DESPERTAFERRO said...

Manuel Allue: Te recomiendo que cambies de médico. Empiezan por recomendarte que no tomes agua de una determinada agua y más tarde pasan a prohibirte el bacallá amb samfaina por quién sabe que motivo cientificamente no demostrado.
Si no eres abstemio, procura hacerte les cubitos con agua de garrafa de la marca que sea para tomar el Wisquito o la Ratafía. Si padeces de constipación te recomiendo una infusión de unas hierbas conocidas con el nombre de Senet. Después de tomarlas, puedes escribir una oda al placer de sentarse en el Wc y descomer. Va en serio.

manuel allue said...

Starbase, soy levemente alcohólico pero no soy dipsómano. Así que el whisquito del atardecer, el primero, a veces el único y siempre el mejor, va con cubitos de Font Vella, que de glamour, ya ves, poco.

Anton, tampoco entiendo lo que tú llamas "el concepto de confort" y que me ha hecho mucha gracia. Lo del botijo yo creo que necesita patio, además, y sombra de morera o de higuera. Y ganas de sobrevivir.

Despertaferro, hace tiempo que no le hago caso a mi médico. No padezco de "constipación" pero me apunto el consejo, por si acaso. Lo de la melancolía era una figura literaria. A lo mejor.

starbase said...

Dipsomanía.
Hoy ya puedo ir a dormir...

My father era también de whisky vespertino, con tertúlia a ser posible.
El dia que inventen los cubitos conversacionales, me lo replanteo.

manuel allue said...

Muy bien lo de los "cubitos conversacionales". Pero imagínate lo que es acabar de trabajar, como yo ahora, no atender al teléfono y escuchar el tintineo casi religioso de los cubitos haciéndole compañía en el vaso a Mr. Ballantine o a los queridos Justerini & Brooks o quizás a al conocido Johnnie Walker. Hay días en que paso de cualquiera de ellos y me sirvo una copa de manzanilla (o dos) para ver atardecer. Se trata de un ejemplo.

Mar Calpena said...

Saludos desde California (aviso ante la falta de acentos de este comentario y otros desvarios tipograficos)!.
Pues Manuel, por alusiones, justamente con lo de las aguas tengo un ramalazo algo pijo, en el sentido de que la compro siempre de botella, porque en mi barrio la del grifo es impracticable... Por cierto, que el alcalde de San Francisco ha dicho que no piensa pagar las botellas de agua que compren los funcionarios publicos en sus comidas, que si quieren agua la beban del grifo, que para eso se gasta el ayuntamiento el dinero en purificarla.
Aun asi estoy 100% con lo que cuenta mi adorado Bourdain en "The nasty bits" sobre las cartas de aguas. He probado la Ty Nant, y a palo seco si que puede que tenga un gusto whiskoso, pero mezclada con bebercio NO se nota. Y, para que enganyarnos, el whisky como mejor se bebe es sin nada mas, doble.
Pagar 8 euracos por un botellin me parece propio de pijos en restaurante caro o de pastilleros en after hours. En fin, en breve mas disgresiones, exabruptos y tonterias gastronomicas en mi blog.

manuel allue said...

Pues saludos de vuelta, Mar. Seguramente tendrás cientos de cosas que contarnos, "nasty" pero también "fine bits". Y el whiskie sin hielo para los realmente duros.

Tomás Fernández Cocinero said...

Mil Gracias por el comentario saludos