Sunday, February 10, 2008

DIETA Y MANGUETA



El refrán aparece, creo recordar, en la extraordinaria y educativa Vida de El Buscón de don Francisco de Quevedo, y es más que apropiado para estos tiempos, políticos, litúrgicos y hasta diríamos que temperamentales: “Dieta y mangueta, y siete nudos a la bragueta”. La dieta ya sabemos lo que es, desgraciadamente. La mangueta era un recipiente de cuero o de lienzo encerado que, con un pitón en unos de sus bordes, servía para poner enemas y que se usaba en tiempos de don Francisco y mucho antes. Lo de los nudos, cosa de la estación, del Siglo de Oro y de la zumba del escritor.

Quevedo era muy aficionado al chocolate, como don Matías López, el del anuncio, y como media España y parte de Portugal. En una de sus cartas desde el convento de San Marcos, en León, cuenta, como si se tratara de una adivinanza, que se desayunaba con un “compuesto (que) hace un todo muy ardiente, y de alguna parte de él (por más que sea algo fresca) se puede tomar un cáustico muy fino. Tomado hirviendo, causa más provecho que tibio y frío, porque no tiene tanto rigor su fortaleza…”

Le hemos hecho caso a don Francisco y a su Buscón, “ejemplo de vagamundos”, y nos hemos desayunado, olvidándonos de la dieta, chocolate con picatostes, hirviendo, dispuestos a combatir la tibieza de los tiempos y la frialdad del entorno. Dispuestos a seguir viviendo en esta casa recién enjalbegada y que a nosotros nos parece tan cómoda.

30 comments:

berrendita said...

Por darte un poco de envidia, Manolo, te diré que en Zamora hoy hemos desayunado con el Merlú tocando en la puerta de casa. Es ya primer Domingo de Cuaresma. Estamos ahí y tengo muchas cosas que contarte.

Por lo demás, preciosísimo lavado de imagen al blog. Me encanta.

Mil besos.

Ana.

delantal said...

me encanta la renovación, con esos colores chocolateados quedan mejor esas fotos y dibujos tan extraordinarios que nos pones.
Chocolate con picatostes..ahí es nada¡¡¡

manuel allue said...

Gracias, Anita, cariño. Me muero de envidia, por todo.

Y gracias también, Delantal, por lo de los colores chocolateados, caramelizados, canelita en rama, vamos.

Mar Calpena said...

Me sumo a la felicitación por el diseño y a la envidia por el chocolate.

DESPERTAFERRO said...

Manolo: Siento discrepar paro me gsuataba más el formato anterior de tu blog. la letra en negro se lee mejor. Es una opinión. Sin embargo no dejaré de entrar por una cuestión cromática y mucho menos si a Anita y Delantal dicen que están encantadas. ¡Faltaría más!
¿ Te acuerdas del Chocolate Ametller?

DESPERTAFERRO said...

Creía que Doña Mar era más de quesos. ¡Vaya que golosilla!

manuel allue said...

Muchas gracias, Mar.

Y ¡claro que me acuerdo del chocolate Ametller! Un llonguet i una presa de xocolata.

Tienes razón en lo de la letra en negro pero he querido darle un poco más de imagen y quitarle literatura, o algo así.

edu comelles said...

los colores quizás, hay que dejarlos macerar...

Txaber Allué Martí said...

Muy elegante la renovación. Me alegro.

Camille said...

Uaaauuu vaya cambio más fashion! Te has adelantado a la colección prmavera-verano ja ja
Qué chulo! y la foto..soberbia! en tu estilo total. Ahora es más tú este blog.
Yo, me pierdo por el chocolate. Lo he confesado ya en varias ocasiones.

Besos

manuel allue said...

Muchas gracias a los tres. A Edu, el artífice de las fotos, de los colores (que es cierto, están macerando), a Txaber, tan educado, y a Camille, que me alegro mucho de verla por aquí.

matematicaspaladaryfogones said...

Necesito reunir opiniones sobre el problema que planteo en mi post. Estoy haciendo un trabajo y quiero saber la opinión que tienes tanto tu, como todos los que te leen. Se trata de buscar una solución a un tema que en Galicia cada vez está peor. ¿te importa colaborar? Gracias. Elena

manuel allue said...

Supongo, Elena, que se trata del tema de los camareros. Ya te he dejado algo en tu blog aunque no sé si te va a servir para algo.

PUNTIYO said...

Buena imagen la nueva de tu blog.
Enhorabuena, Don Manuel.

¡¡¡Ay el Merlú!!!, qué recuerdos de la infancia.

Itaca said...

Manolo, me sumo a las felicitaciones porque a pesar de la presbicia es mayor nuestro empeño. Y genial esa maceración. Los buenos pasteleros siempre atemperan el chocolate. ¡Estupendo!
Un saludo

manuel allue said...

Gracias, Puntiyo, me alegro de que te guste y de que "te suene" el Merlú.

Y gracias también, Ítaca, por lo del empeño y el chocolate atemperado. Procuraremos que se mantenga firme y sabroso. Duro por fuera y tierno por dentro (un poco cursi me ha quedado pero ¡qué le vamos a hacer!)

matematicaspaladaryfogones said...

Hola Manuel:
Ante todo gracias por tu colaboración, si me ha sido útil, a pesar de que para realizar la encuesta estadística que quiero hacer, necesito muchas mas opiniones, pero poco a poco lo iré logrando.
Tengo que reconocer que apenas había entrado en tu blog y he de admitir que me ha gustado mucho. he estado revisando tus posts y creo que son realmente buenos.
Si me das tu permiso, te pongo en los blogs de lectura que uso, pués a partir de ahora entraré en el con frecuencia.
En caso contrario,no me molesta que me digas que no.
Mi blog es profesional, yo me dedico a la gastronomía por vocación y por oficio, y es más didáctico que crítico.
Pero ahí me tienes, si necesitas algún consejo gastronomico.
Gracias de nuevo por tu ayuda.
Espero seguir estando en contacto contigo.
Ha sido un honor descubrirte-
Elena

manuel allue said...

Muchas gracias por tus palabras, Elena, y por supuesto que puedes incluirme donde quieras. Afortunadamente no tenemos que pedirnos permiso para citarnos sino, creo, que todo lo contrario. Esto se trata de una red que como dicen por ahí te atrapa, en una acepción, pero que realmente te conecta y es precisamente esa conexión lo que me parece útil. Con todos nuestros libros (lo digo por mí) y nuestros papeles a veces no sabímos que hacer. Pues a compartirlos, claro.

matematicaspaladaryfogones said...

Manuel.
no se que pasa, pero estoy recibiendo en mi correo los comentarios que van destinados a tu blog.
Ni idea del porque.
Te lo comento, por que me parece que debes saberlo.
Elena

manuel allue said...

Pues no tengo ni idea, Elena. Ayer añadí tu dirección en mi lista de enlaces pero no creo que eso tenga nada que ver (le pasaría a todo el mundo). Voy a repetir la operación (voy a borrarla y a volverla a añadir) y ya me dirás qué pasa, si es que pasa algo.

Camille said...

Creo que será porque Elena marcó a la hora de comentar la casillita que hay aquí debajo (cuando escribes el comentario) de "Email follow-up comments to".
Seguro que es eso.

manuel allue said...

Puede ser. ¡Menudo lío! Gracias, Camille. Lo mejor es siempre respirar antes de clicar. O no.

Camille said...

Sí, manuel. Respirar siempre antes ja ja ja

manuel allue said...

También sirve, aunque según para qué, rezar un padrenuestro o recitar tu mantra preferido. Y si la decisión a tomar es grave tirar, siempre, por la calle de enmedio (o eso decían los jesuitas).

Francel said...

Un poco con retraso, los chocolates Amatller eran del senyor de Barcelona que construyó la casa Amatller en la "manzana de la discordia" del Passeig de Gracia. La de al lado de la Batlló (Gaudi fecit) a la que siempre llamamos Syra por la tienda de los bajos! Hoy mismo he rememorado los llonguets tristemente desvanecidos como los excelentes panes de Viena de panadería artesana que no sé si eran de Viena pero eran buenísimos...

manuel allue said...

¿Has merendado un llonguet, Francel?

Francel said...

Yes, I did pero no se cuanto hace que no he comido uno de verdad verdadera. Los que ahora llaman "llonguets" no son lo mismo, la miga es distinta. El "llonguet" de antaño: a mi me gustaba en particular con sardinas de lata - en aceite de oliva - o de tornilla bien untado de" tomacons", tenia una miga que hacía como una hebras y el punto justo de costra crujiente que hace falta. Menos que la xapata, pero distinta a la de la mayoria de panes que circulan hoy por ahí. Aun así hay una panificadora de El vendrell que fabrica unas xapatas anchas y bien tostadas que casi saben igual....

manuel allue said...

Ni llonguets ni vienas decentes. Decentes a lo mejor, pero peores que las de antes. Tengo un panadero vecino, joven y casi clandestino (trabaja por la noche y sólo abre la tienda por la mañana, hasta la una) que si se las encargas, las vienas, te las hace perfectas. Casi.

cuatro especias said...

Hace mucho que te leo y que sigo tus posts.
Te diré que es fabuloso, realmente bueno y que "desde tu cocina" haces llegar a todos los rincones, informaciones muy válidas gastronomicamente.
Es un placer leerte y estarás en mi lista de enlaces.
Por cierto,¿alguna versión actualizada del brownie?

manuel allue said...

Muchas gracias por tus palabras, Cuatro Especias.

Saludos.