Wednesday, February 06, 2008

LLEGADA DE LA CUARESMA

El etnólogo Joan Amades nos recordaba en su conocido libro Costumari català el refrán que reza (o a lo mejor amenaza) que “La Quaresma i la justícia / són fetes per als pobres”, hechas para los pobres. San Felipe Neri, gran propagador de la práctica de Las Cuarenta Horas y patrón de los educadores y de los humoristas, un hombre bastante cauto pero eminentemente práctico, creía, y era una de sus máximas, que había que “comer bien y ser santo”. San Ignacio de Loyola, al que no me atrevo casi ni a subrayar, decía en sus Ejercicios que la templanza “consiste en quitar lo superfluo”. Pobres, biencomidos y poco aficionados a los adornos, vamos a acompañar a esa vieja coronada de espinacas en su cuarentena con algo más que entusiasmo, garbanzos y bacalao.

La ilustración corresponde a un dibujo de Manuel Moliné titulado Llegada de la Cuaresma, que apareció en el semanario humorístico L’Esquella de la Torratxa, publicado en Barcelona en 1906. Doña Cuaresma lleva en un cesto un saco de “cigrons” (garbanzos), otro de “monjetas”, sic (alubias), posiblemente unas patatas y las siete sardinas rituales, colgada en bandolera la Butlla de la Santa Creuada (la Bula de la Santa Cruzada) y un preste en la cola, blandiendo una campana y un matacandelas.

21 comments:

starbase said...

A mi el nombre 'cuaresma' me revienta los cojones. Pero el apellido 'bacalao' me reconcília un poco y en parte.

Es mi resumen. A veces soy demasiado parco, hoy lo que no tengo es tiempo de explayarme más.

Un saludo!

manuel allue said...

Con el apellido basta. A veces, Starbase, se trata sólo de eso.

Francel said...

Por añorar que no quede, pero el potaje de garbanzos, bacalao, huevo duro, espinacas y pasas y piñones, como dice el Dr, House, "molaba" mucho. Además de bueno era saludable y reconfortaba cuando en Cuaresma hacía un frío que pelaba ... que no es el caso. A Filippo Neri más vale aparcarlo....

manuel allue said...

Eso es lo que me he cocinado hoy pero sin bacalao (estaba muy salado todavía), sin pasas ni piñones. Con una puntita de pimentón extremeño, lo que supongo que no es pecado.

Donce said...

Pecado sería "no echar" ese pimentón de la Vera!
Dioss, no puedo entrar en este blog. Qué hambre me da!

manuel allue said...

Pues te creo, Donce (el viernes, si me atrevo, bacalao a la tranca en versión suave).

DESPERTAFERRO said...

Manolo y parroquia: Propngo que la Conselleria de Cultura de la Generalitat, le canvie el nombre a la cuaresma. Propongo que se llame "setmana del bacallà", de esta forma, ni a starbae ni a muchos otros nos reventarán los cojones y al mismo tiempo llamaremos a las cosas por su nombre. ¿Qué es si no la cuaresma? Una etapa en la que muchos piensan a que país viajarán, a que playa irán a tomar el primer baño de sol o en que carretera pasarán una buena parte de estas mini vacaciones. Los que más -creo- pensamos en la gastronomía cuaresmal, en los que nos aporta, en la repostaría casera "els bunyols", los pestiños, los piñonates y un largo etc de delicias comíbles y ensanchadores de cinturas. Por cierto a San Felipe Neri que le den por el saco.
Otra cosa: El maestro cocinero Josep Mª Lladonosa propone arroces varios para estas fechas: arroz con sardina, arroz con bacalao, bacalao con pasas, piñones y huevo dura, en fin... un lujo.

Nene said...

En las parroquias vendían Bulas, recuerdo muy vagament acompañar, supongo que a mi madre, a comprarla para poder tener una Cuaresma sin ayuno y con abstinencia de carne sólo los viernes. Claro que en casa a veces se despistaban y comiamos con buen apetito carne pecadora. Los más viejos del lugar quizá incluso guardaís algun ejemplar de "la Butlla de Quaresma". En qué mundo vivíamos,a fe (y sin Fe)! Los garbanzos llamados a la catalana, citados con arte por Francel, mmmmmmmmmm, cocina sicológica, cocina del olor, del recuerdo y del homenaje a las ancestras, directas o mercenarias, que nos obsequiaron con tales lujos intemporales. Buen provecho!

manuel allue said...

Ya lo he dicho: la Cuaresma y la justicia, para los pobres. Aunque resulta que la mayoría de los recetarios cuaresmales (Picadillo, Doménech) están llenos de langostas Thermidor y sopas de ostras o de esa espectacular tarta, de Doménech, bautizada "La Atlántida" en honor a mossén Cinto Verdaguer y que habrá que explicar algún día. O las nueces para el timbal María Barrientos. el pan de bacalao de las Madres Reparadoras, los calabacines a la Macarena o la Cartuja Cardenal Richelieu.

delantal said...

qué cinismo tan inteligente, la cuaresma y la justicia cosas de pobres.
En casa de mis padres se comía mucho pescado, pero yo no recuerdo queeso fuera ningún sacrificio, a mí me encantaba.
Lo de los garbanzos con bacalao no me gustaba nada, aunque visto desde aquí aquello debía estar buenísimo.
Mi madre era mucho de purrusalda en cuaresma.

manuel allue said...

A mediodía, Delantal, potaje de garbanzos y pescadilla frita, solitaria, triste, haciéndole un guiño macabro a la rodaja de limón con su ojos blancos y refritos, salidos de sus órbitas. Por la noche acelgas recocidas flotando en un charquito de agua tibia y tortilla a la francesa, de un solo huevo y muy hecha, casi requemada. De postre una mandarina y, si eran pequeñas, dos. Y al cabo de un rato un vaso de leche hirviendo que te quemaba el velo del paladar, la lengua, las malas ideas. De fondo la voz de Joaquín Soler Serrano desde Radio Barcelona, calle Caspe número 6, y su programa-concurso "Avecrem llama a su puerta". Una bombilla tenue encendida en el pasillo, siempre, y en la calle el camión del hielo, un Ford pintado de azul mahón, yendo de recogida, renqueante y perdiendo aceite.

No era mi paisaje cuaresmal pero podía muy bien haberlo sido, como en media España.

delantal said...

qué bien descrito, Manuel, es un guión de cine de tan vusual.

manuel allue said...

Hace un momento, Delantal, tomando el aperitivo (ese vermouth Yzaguirre que le gusta a Despertaferro) un amigo muy querido pero al que veo sólamente de vez en cuando me ha dicho que los recuerdos no hace falta modificarlos, que lo hacen ellos solos. Estábamos hablando, recordadndo, la película "Il portiere di notte" de Liliana Cavani y una escena, espléndida, de Charlotte Rampling enfrentada a Dick Bogarde, que él recordaba frontal y, al volverla a ver hace unos días, resulta que era de perfil, ambos, y durante bastante rato. Los recuerdos se modifican solos.

Ya hablaremos.

Francel said...

Parece ser que hoy el Ratzinger (Benito (no Mussolini) XVI) ha proclamado que el infierno existe y Sartre decía que el infierno eran los otros. Quizás el infierno sean estos curas nazional-católicos. Cualquier día Kikos y kakos y opusdeistas restauran la Bula de la Santísima Cruzada y recomponen el Domund...

manuel allue said...

Damnificados, siempre, querido Francel.

DESPERTAFERRO said...

Manolo y parroquia: Estoy francamente asustado, no duermo y casi me lo hago todo encima con la sería afirmación del Papá de todos.
El infierno existe.
Descreído como soy, tengo el convencimiento de que iré a parar de cabeza a este sitio.
Me queda el consuelo de que allí encontraré a muchos conocidos, amigos y saludados y como no, con la mayoría de vosotros.
No ha hablado del limbo. Debe ser por algo.
Al tener mi salvación perdidas, me dedicaré a pecar compulsivamente, con lo que más les duele, la gula, la carne etc. No pienso matar a nadie, a menos que sea en defensa propia.

manuel allue said...

Pecadores somos por publicar un blog. Impúdica forma de mostrar nuestras debilidades al mundo, al demonio y a la carne. El Mundo es un periódico que ya ves, el demonio se me suele presentar los lunes, y bastante pronto, disfrazado de ebanista, de tapicero o de cobrador del gas (como poco). Y la carne, de lo que sea.

xallue said...

Llego tarde, como de costumbre, al festival de la Cuaresma y los garbanzos. ya me explicaréis ol origen de los 40 dias (no cincuenta, ni treinta y tres) de ayunos y privaciones. Los biólogos dicen que es el límite del ayuno con capacidad de mantener alguna actividad, como demuestra recientes huelgas de hambre, esa antesala del suicidio que tanto molesta a las judicaturas...
Mi comentario iba más por el "new look" del blog. Bueno es renovar,y saludable. Pero mi presbicia me recomienda leer en negro-sobre-blanco. La letra salmón se me pierde. Manolo, haz una encuesta.

manuel allue said...

Los cuarenta día son en recuerdo de los mismos que ayunó y meditó Cristo en el desierto. Y porque se trata, también, de un número con un cierta redondez y, ya se ve, capacidad de referencia. Las cuarentenas relacionadas con la salud o con la higiene no son de cuarenta días ni mucho menos ( a veces más) pero digamos que los rondan. Además, poner algo en cuarentena (una noticia, una decisión, un trato), es una bonita y aconsejable exprexión además de una buena costumbre.

En cuanto a la nueva imagen ya lo contaremos en un post. No dudamos casi nada del color de la página, aunque yo insistí en que fuera un poco más sepia. Si aumentas convenientemente el tamaño de la letra el color, al tratarse de textos cortos, es bastante más agradable y descansador. Creo.

delantal said...

qué mujer la Rampling¡¡¡¡
sigue teniendo una madurez espléndida, no me extraña que extravíe vuestros recuerdos¡¡¡

manuel allue said...

Extraordinaria mujer Charlotte Rampling que tiene cientos de devotos. Y Il portiere pues "de culto", como se suele decir (no la he vuelto a ver desde hace bastantes años)