Monday, July 14, 2008

PERINDE AC CADAVER


San Ignacio escribió en sus Constituciones Jesuitas, y en conocida frase, que en su Orden había que tener obediencia ciega al Papa y a los superiores “del mismo modo que un cadáver”. San Ignacio aludió también a los bastones de mando y a otras rigideces parecidas y nosotros, que no somos muy dados a obediencias extremas aunque sí solemos entretenernos con los Ejercicios ignacianos casi tanto como con el recetario de la marquesa de Parabere, hemos obedecido a ambos no diría que con rigor mortis pero sí con algo de condescendencia, acomodados a la bondad de ambos, del Santo y de la señora marquesa.

He amanecido con el estómago un poco a la funerala, del revés, vamos, por culpa de un largo e intenso fin de semana con un colofón nocturno, de domingo por la noche, que vale más no recordar. Y la mañana la he pasado un poco al bies, de puntillas y con todas mis convicciones, más bien antiguas, por los suelos. Entonces he escrito un articulillo esperando mejorar pero no ha sido hasta que me he acordado de San Ignacio y de doña María Mestayer de Echagüe, en obediencia más devota que ciega, cuando me he decidido a salir a comprar un poco de ternera y otro poco de gallina y he amañado un fantástico consomé de ave con un puerro, una cebolla, zanahorias, un hueso de jamón, pequeño, y su poquito de sal y su mucha paciencia (más de dos horas).

Y como somos de bastante celebrar le hemos llamado consommé, a la francesa, hoy que es 14 de abril y nuestros vecinos conmemoran, más que nada, el inicio de las vacaciones. Póngase, pues, un poco de obediencia ciega, una brizna de manual de Espasa Calpe y un cacillo de sentido común a cocer junto a las carnes y las hierbas, déjese reposar y aguarde. No espere, aguarde. Entre el estómago y el entendimiento hay mucha distancia y el verbo aguardar, lleno de esperanza, suele ayudar a acortarla. O eso me ha parecido.

N.: La bonita taza de consomé pertenece a la colección Ocean de Porcelanas Bidasoa, en su versión simple.

20 comments:

PUNTIYO said...

Esperemos que hoy ya estés bien.
¡Qué malas son las cenas, Manuel1

Nene said...

Tras alguna otra cena de dificil digestión, si tu biés diario està impaciente, no tiene tiempo para aguardar y la metáfora depasa al entendimiento por el estómago, la humilde sopa de tomillo, para entendernos, de farigola, es también un gran consuelo. San Ignacio en Manresa la tomaba a menudo.

cuatro especias said...

Bueno, lo primero que te recuperes de TANTO SUFRIMIENTO!

lo segundo es que la mayoría de los monjes, abades y demás, comían una comida no precisamente sana, si no más bien fuerte.
En la época de los siglos 12-14, el clero, formado casi siempre por nobles no primogénitos, tenían un inmenso poder y se podría decir que vivían igual o mejor que los nobles.
Abundancia de comida, sirvientes....en fin, que alguna sopita habría, pero mucho jababí, corzo, cerdo...también.

Mi consejo: un buen vaso de zumo de tomate y dieta durante 24 horas.
Un saludo y mejórate.

Marisa said...

Cura sana, culito de rana; si no se te cura hoy...!se te curará mañana!
Ahora un besito, y a ponerse güeno, digo mejor.

manuel allue said...

Pues muchas gracias a los cuatro, Puntiyo, Nené, Cuatro Especias y Marisa. Os voy a hacer tanto caso como a la marquesa de Parabere que era bastante contundente pero, en fin, tenía sus apaños.

Itaca said...

No sé cómo te saldría el consomé, pero el post genial.

DESPERTAFERRO said...

Manolo: A nuestra edad no estamos para celebraciones excesivamente dilatadas. No me haces caso y luego pasa lo que pasa. Siempre te digo: ¡Portate bien! ( Fes bondat) y tú erre que erre como si oyeras llover.
Espero que el consommé fuera mano de santo laico. Por lo menos....

manuel allue said...

Muchas gracias, Ítaca. El consomé, bastante bueno.

Querido Despertaferro: definitivamente no te hago caso pero te aseguro que a partir de ayer las cosas han empezado a cambiar. No voy a pecar ni los sábados, como hacían los buenos católicos. Los domingos, ya veremos.

audaciosus said...

me parece que hay algún texto por ahí de psicología de los actos fallidos ¿crees que nuestros vecinos siguen festejando, también a esta alturas y después de haber visto las fotos de le perthus, el 14 de abril?

manuel allue said...

Está claro, Audaciosus, que a la hora de celebrar la gente no se para ante nada: monarquía o república, guerra o paz, sol o lluvia, sopa o gazpacho. La cuestión es celebrar y no pensarlo mucho (la mayor parte de las veces).

audaciosus said...

no hombre....que te has columpiado en la fecha, escribes 14 del 4 donde quieres decir 14 del 7 -primer línea del último párrafo, saludos

manuel allue said...

¡Madre de Dios, Audaciosus, o Nuestra Madre La República!: pues sí, escribí abril en vez de julio y me engañó el subconsciente donde bien está que me podía engañar. Lo que son las cosas, Me ha encantado que me lo hayas hecho notar y por supuesto que no lo pienso cambiar. Por si acaso.

audaciosus said...

quede, pues, el homenaje a las dos Repúblicas

manuel allue said...

Muy bien dicho (y gracias de nuevo).

aparis said...

Me uno a vuestro homenaje a las repúblicas y hago votos para que los monarcas, pronto, sean también republicanos. Gracias.

manuel allue said...

Aparis, sabía que te gustaría lo de las repúblicas. Pues que seas bienvenido.

cap i pota said...

Manolo: En un libro titulado CULINARIA cuyo autor es J. Rondissoni, viene la receta de un caldito para enfermos. Si quieres te mando la receta para que la cualgues en tu frigorífico para que la tengas a mano cuando hagas algún desmán o transgresión etílico gastronómica.

manuel allue said...

Tengo el Rondissoni aquí cerquita y te voy a hacer caso: me copiaré la receta y me aplicaré el cuento (he fet bondat de la bona aquests cinc dies).

DESPERTAFERRO said...

Manolo: Ja estic més tranquíl!!!!!

Parlante said...

llegué aquí buscando la definición de "perinde ac cadaver" que encontré estudiando un texto y no conocía. Y aparte de aprender la definición, me encontré con un blog interesante. Lo frecuentaré! Matías de buenos Aires, argentina